¿Como puedo hacer mas dinero?

La pregunta del millón… literalmente

Si nos ponemos a pensar, una vez que ya somos adultos (en la mayoría de los casos) una de las preguntas más importantes y complicadas que nos hacemos es, ¿Cómo puedo hacer más dinero? ciertamente bajo nuestra poca experiencia vamos y le preguntamos a personas que apenas tienen para vivir o nunca han tenido más de lo que ganan cada 15 o 30 días, me refiero a su salario.

Es por eso por lo que hoy te traigo dos de los mejores libros con los cuales puedes responder esta difícil pregunta con una respuesta lógica y sencilla. Si alguna vez te dijeron que la única manera de hacer más dinero era trabajar más duro, pues… descubrirás que la época en donde eso era verdad ya murió.

Sin más ni menos veamos el primer libro.

La semana laboral de 4 horas, Timothy Ferriss

la-semana-laboral-4-horas

La semana laboral de 4 horas empieza aclarando que no hace falta dejar el trabajo, ni correr riesgos, ni ser un veinteañero soltero, ni estar movido por el deseo de viajar, ni haber nacido rico, ni estar licenciado en una universidad prestigiosa para pertenecer a la liga de los Nuevos Ricos.

¿No habéis tenido muchas veces la sensación de vivir para trabajar, vivir deseando que llegue el viernes o el verano, sufrir los domingos y odiar los lunes?

Hace diez años, cuando conocí a Carlos, intentaba hacer cada día algo diferente al trabajo que hiciera memorable esa jornada. Entonces trabajaba en Radio Nacional con horario de 8:00 a 15:00. Después, aunque intentamos mantener esta máxima, nuestra vida de agencia de publicidad hacía que aplazáramos nuestros planes, en el mejor de los casos hasta el viernes, sino hasta el verano.

“Los nuevos ricos dejan de aplazar su vida para crear formas de vida lujosas en el presente sirviéndose de dos nuevas divisas: tiempo y movilidad”. Esta es la idea principal en torno a la cual gira La semana laboral de 4 horas.

Desde que Carlos se incorporó a nuestro proyecto full time nos sentimos Nuevos Ricos. Todavía no trabajamos 4 horas a la semana (todo se andará) pero nos sentimos dueños de nuestro tiempo y no estamos atados a una ciudad. Eso nos hace mucho más ricos que antes, aunque ingresemos mucho menos dinero en el banco a final de mes y hayamos ganado en incertidumbre.

“La incertidumbre y la posibilidad de fracasar son voces que dan mucho miedo. Muchos prefieren la infelicidad a la incertidumbre”.

A menudo la gente se compadece de nosotros porque trabajamos 7 días a la semana y madrugamos también los sábados y domingos. Pero somos felices porque lo hemos elegido nosotros y sobre todo porque nos sentimos libres. Cada día trabajamos un máximo de cinco horas lo que a la semana suma 35 y lo hacemos porque así lo hemos decidido, porque nos viene bien para dedicar el resto del tiempo a la familia. Y no todas las semanas trabajamos los 7 días. Esta nueva forma de vida nos ha permitido alargar los puentes, aunque sea llevando el portátil siempre a cuestas y haciendo un Skype desde la playa.

Y así comenzó todo…

En 2002, un antiguo profesor de Timothy Ferriss le invitó a dar una clase para futuros gestores bancarios de inversiones en la Universidad de Princenton para hablar sobre cómo levantar una empresa grande y exitosa para luego venderla y pegarse la gran vida. Entonces él pensó: ¿por qué esta tiene que ser la meta? Y empezó a plantearse la ecuación vida trabajo para terminar redactando una ponencia que era: “Cómo ser camello para ganar dinero pasándotelo bien”. ¿Cómo cambiarías tu vida si no existiese la jubilación? ¿Qué pasaría si pudieras probar qué se siente con una minijubilación antes de los 40 años?¿Realmente es necesario trabajar como un esclavo para vivir como un millonario? “No soy multimillonario ni me hace ilusión serlo”.

En la primera reunión que tuve con alguien del mundo del emprendimiento después de lanzar #mamiconcilia, me dijeron: “lo primero que tienes que saber a la hora de emprender es si quieres tener una empresa escalable e invertible o un autoempleo? Es igual de válido pero tienes que tenerlo claro porque el modus operandi es totalmente distinto. Con un autoempleo no podrás optar nunca a incubadoras, aceleradoras de start ups ni inversión privada. Y después de darle muchas vueltas, llegué a la conclusión de que en la medida de lo posible era mejor no tener inversión privada que nos comprometiera con unos inversores o volveríamos a sentirnos esclavos.

Continua por aquí: ¿Como puedo hacer mas dinero?(2 parte)

 

Si te gusto el artículo y te ha sido interesante, compártelo y ayudamos a llegar a más lectores entusiastas.

Si piensas que algún otro libro debería ser agregado o deseas que se escriba de alguno en particular, solo avísanos en los comentarios.

Compártelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *